Historia de la IPDA

Iglesia Pentecostal Dios es Amor en el Perú

En el año 1989, llegó de São Paulo - Brasil, la primera delegación de pastores, para abrir la Iglesia Pentecostal Dios es Amor en el Perú; y fue así como dieron inicio al mayor trabajo evangelístico a lo largo y ancho de la patria peruana.

Local ex Cine Estrella
Miembros con la biblia en el ex Cine Capitol
Local ex Cine Capitol

Comenzamos con un pequeño templo en la Urb. Elio en Chacra Ríos, donde empezaron a congregarse las primeras almas ganadas para Cristo, a través de los milagros y maravillas que el Señor operaba en sus vidas, para posteriormente continuar difundiendo esos testimonios en el Programa La Voz de la Liberación.
El resultado: cientos de personas acudían diariamente en busca del alivio para sus dolores y enfermedades, en busca de la solución para sus problemas se encontraban con un Cristo que les devolvía la salud y las ganas de seguir viviendo, ahora con una vida transformada por el poder de Dios que se manifestaba de una manera sobrenatural con señales y maravillas.

Debido al crecimiento de la obra del Señor Dios preparó un lugar más amplio, ubicado en el Cine Estrella de Caquetá, Distrito del Rímac, inaugurada en el mes de abril del año 1989.

Misionero David Miranda en el Estadio San Marcos
Encuentro de Niños en el Coliseo Cerrado - Puente del Ejército
Encuentro de Señoras en el Coliseo Cerrado - Puente del Ejército

Cuando el Señor respalda su obra, no hay nada que lo detenga... Prueba de ello fue ¡la inauguración de nuestra propia Sede Nacional!, ¡el trabajo evangelístico había dado uno de sus más grandes frutos!. Fue una semana de bendiciones, ya que esta fiesta espiritual se realizó el 29 de Agosto al 24 de Setiembre, momentos tan memorables que quedaron grabados en el corazón de cada peruano, no hay palabras para definir el amor tan grande de nuestro Padre Celestial por haber preparado un lugar donde su pueblo no solo goza en su presencia, si no que también es la clínica del alma y el pronto socorro para todo aquel que busca tener un encuentro personal con aquel que llevó nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores en la cruz del calvario.

Así mismo al invalorable trabajo pastoral de los siervos del Señor que dedicaron todo su trabajo y esfuerzo en favor de las almas perdidas: al pastor Antonio Ribeiro de Souza, a los pastores que le precedieron, al pastor Antonio Osmar de Oliveira y a nuestro actual Responsable de la Iglesia Pentecostal Dios es Amor en el Perú, Pr. Cleber de Oliveira, a todos ellos, ¡muchas gracias!.